En muchos lugares del mundo el ser obeso es síntoma de una buena vida, pero si hablamos de salud la realidad es otra, pues una persona gorda como comúnmente se lo conoce no es posible que este al 100% sana.

Empecemos a explicar este punto, tu puedes comer y sentirte satisfecho pero alguna vez te preguntaste cuales con los nutrientes que ingerías realmente, si consumes una Hamburguesa con papas fritas y cola te pusiste a pensar cuales eran los nutrientes de ese plato tan apetitoso, pues bien déjame decirte que no tiene casi ninguno.

Comer no es solo llenar la panza, es saber ingerir cada uno de los alimentos de manera proporcionada, y si tú tienes malos hábitos en la comida es decir solo te gusta comer comida llena de grasa y le enseñas esto a tu hijo el cuándo crezca va a padecer el mismo mal.

Ahora cuando vemos a un niño gordo decimos que bonito que está pero lo que realmente no sabemos es que él está sufriendo de desnutrición. El niño puede estar comiendo todo lo que necesita para sentirse satisfecho pero no está recibiendo la nutrición adecuada por ende está padeciendo de desnutrición.

En los alimentos para niños que encontramos en los supermercados abundan los que están llenos de azúcar, carbohidratos y grasas, pero carecen de los que brindan vitaminas, mineral y nutrientes esenciales para que el niño se desarrolle en talla y peso adecuado.

Has escuchado o visto algún caso donde el niño tiene sobrepeso pero lo llevan al médico por su rutina médica y le encuentran que tiene anemia, eso es un síntoma de que el niño no está siendo bien alimentado.

Según los estudios un niño que tenga desnutrición en sus primeros años de vida enseña a su cuerpo a trabajar con pocas calorías, entonces cuando llega a una edad donde empieza a consumir más y más calorías el cuerpo las va a almacenar en forma de grasa y es ahí cuando aparece el sobrepeso infantil, además de estar preparando al cuerpo a que más adelante su metabolismo este programado para enfermedades crónicas.

Es primordial educar al niño para que consuma una dieta balanceada desde sus primeros años de vida para que logre un crecimiento en talla y peso adecuado así no será ni muy gordito ni muy bajito.

La mala alimentación en un niño ayuda a que las defensas se debiliten por ende un niño mal alimentado esta propenso a sufrir infecciones. La desnutrición en un niño también provoca que su capacidad de aprendizaje disminuya por ende notaras que en la escuela no va a ir nada bien.

Es bueno saber alimentar a los niños, puedes buscar recetas sanas, fáciles y agradables con los sabores que les gusta a los niños así tu hijo desde muy pequeño se acostumbrara a comer todo tipo de alimentos buenos para su salud.